Mi blog

En este blog encontraréis diferentes experiencias de la práctica educativa.

Nuestro centro de atención como maestros especialistas en audición y lenguaje es estimular y desarrollar el lenguaje  en todas sus vertientes en aquellos niños que encuentran dificultades en su adquisición.

En los últimos tiempos se observa en muchos niños de corta edad muchas dificultades en la adquisición del lenguaje, esto puede ser debido en gran parte a la falta de estimulación en la que se educan nuestros hijos. Es importante que los pequeños tengan un modelo de referencia claro, sencillo y de fácil imitación. De ahí la importancia de que los padres realicen descripciones claras y sencillas de lo que van haciendo, inciendo en las palabras más cercanas al vocabulario que ya tiene conseguido el pequeño, e invitándole  de forma constante a que realice sus propias emisiones.

Aún así, hay pequeños que no consiguen articular palabras sencillas en una edad superior a la esperada para la emisión de dicha palabra. Cuando esta dificultad no va asociada a causa física  o neurológica, puede estar sucediendo que nuestro pequeño no tenga interiorizado el control de los órganos implicados en la articulación, en estos casos es conveniente que se realicen con ellos praxias, ejercicios en los que se trabaja con la lengua, la mandíbula, el velo del paladar, los labios… así como con la respiración y la intensidad o fuerza de soplo. Este tipo de ejercicios es conveniente realizarlos de forma dinámica y amena, de manera que a los pequeños les resulte ameno el trabajo, es conveniente trabajar frente al espejo.

También son eficaces los ejercicios facilitadores o introductorios a la articulacón del fonema que resulta complicado, encontraréis un amplio repertorio de estos ejercicios en el libro de Mª Paz Seivane Cobo, Cicerón: Programa para el desarrollo y mejora de la capacidad articulatoria, pueden realizarse también frente al espejo.

Para este caso resultan muy útiles las tarjetas de vocabulario con imágenes, aqui además de trabajar la articulación podemos empezar a introducir al pequeño en el aprendizaje de la lecto escritura, en el reverso de la tarjeta podemos situar la grafía del fonema principal que estamos trabajando, en mayúscula y minúscula, por ejemplo: A a, preferentemente en letras de molde, en el reverso de la tarjeta, situaremos un dibujo o foto que represente en principio una palabra que se inicie por ese fonema y sea de articulación sencilla, por ejemplo, araña, debajo de la imagen elegida, escribiremos la palabra con letra encadenada y grande. Con este tipo de material, los pequeños irán aprendiendo a reconocer las diferentes grafías. Podemos complementar este trabajo con tareas de repaso del fonema concreto y con ello, introduciremos tareas de piscomotricidad, útiles para mejorar la técnica de coger el lápiz y el control por parte del niño del trazo que realiza. Con el material de tarjetas podemos seguir trabajando otras capacidades como por ejemplo la memoria, disponemos varias tarjetas en fila, las nombramos y escondemos una, en cada ocasión, los pequeños tendrán que recordar cual es la tarjeta que falta. Este tipo de material es muy útil tambien para trabajar la comprensión y para ampliar vocabulario. Como véis, las tarjetas son un material de gran utilidad. Hasta aqui, se ha expuesto parte de la  metodología  adecuada para el tratamiento de la dislalia.

Hoy, voy a ser muy breve, porque llevo un día muy movido. Lo fascinante de este mundo es que ningún día es igual que el anterior y… probablemente nunca sabrás demasiado de ningún trastorno en concreto, pero… aprender de y con los pequeños es una experiencia tan fantástica que no se puede describir. Mañana, que tendré un día algo más relajado, os hablaré de las dificultades para la adquisición del código escrito.

Anuncios
Comentarios desactivados en Mi blog
A %d blogueros les gusta esto: