Discalculia

Definición de Discalculia.

Se trata de un trastorno caracterizado por una alteración específica de la capacidad de aprendizaje de la aritmética, no explicable por un retraso mental o una escolaridad claramente inadecuada. El trastorno afecta al aprendizaje de los conocimientos aritméticos básicos: adición (suma), sustracción (resta), multiplicación y división más que a los conocimientos matemáticos más abstractos de álgebra o geometría.

Características del trastorno.

Las dificultades fundamentales se centran en torno a la simbolización y a la estructura espacial de las operaciones. Sus síntomas más característicos se manifiestan del modo siguiente:

  1. En la adquisición de las nociones de cantidad, número y su transcripción gráfica, el niño no establece una asociación número-objeto, aunque cuente mecánicamente. No entiende que un sistema de numeración está compuesto por grupos iguales de unidades, y que cada uno de estos grupos forma una unidad de orden superior. No comprende el significado del lugar que ocupa cada cifra dentro de una cantidad. A medida que las cantidades son mayores y si además tienen ceros intercalados, la dificultad aumenta.
  2. En las operaciones de suma: Comprende la noción y el mecanismo, pero le cuesta automatizarla, no llega a sumar mentalmente ya que necesita una ayuda material para efectuarla, como contar con los dedos, dibujar palitos, etc. Relacionadas con la dificultad para entender los sistemas de numeración y su expresión gráfica espacial, están la mala colocación de las cantidades para efectuar la operación, y la incomprensión del concepto “llevar”.
  3. En las operaciones de resta: Exige un proceso mucho más complejo que la suma, ya que además de la noción de conservación, el niño debe tener la de reversabilidad. La posición espacial de las cantidades es, quizás, lo más difícil de asimilar por algunos niños, que restan simplemente la cifra menor de la mayor, sin tener en cuenta si está arriba o abajo. Cuando tiene que llevar, se pierden en el lugar dónde deben añadir lo que llevan. Del mismo que en la suma, empiezan por la izquierda y colocan mal las cantidades. Es frecuente que confundan los signos y, por tanto, la operación, haciendo una por otra, e incluso, a veces, mezclan las dos (suma y resta).
  4. En las operaciones de multiplicación: Es una operación directa que no entraña tantas dificultades como la anterior. Aquí el problema reside en la memorización de las tablas y el cálculo mental.
  5. En las operaciones de división: En ella se combinan las tres operaciones anteriores por lo que de su buena ejecución dependerá el dominio de las anteriores. Las dificultades principales están, como en las anteriores, en su disposición espacial: en el dividendo, el niño no comprende por qué trabajar sólo con unas cifras, dejando otras para más adelante, y de aquellas no sabe por dónde empezar, si apartando unas a la derecha o a la izquierda. En el divisor le cuesta trabajar con más de una cifra, y es probable que lo haga sólo con una.
  6. En la transcripción gráfica, aparecen los siguientes fallos:
  • No memoriza el grafismo de cada número y, por tanto, le cuesta reproducirlo.
  • Los hace en espejo, de derecha a izquierda, y con la forma invertida.
  • Confunde los dígitos cuyo grafismo es de algún modo simétrico (p.e. 6 y 9).
  • Le cuesta hacer seriaciones dentro de un espacio determinado y siguiendo la dirección lineal izquierda-derecha

Tipos de trastorno.

Podemos delimitar cuatro áreas de deficiencias dentro del trastorno del cálculo:

  1. Destrezas lingüísticas. Son deficiencias relacionadas con la comprensión de términos matemáticos y la conversión de problemas matemáticos en símbolos matemáticos.
  2. Destrezas de percepción. Dificutad en la capacidad para reconocer y entender los símbolos. También para ordenar grupos de números.
  3. Destreza matemática. Se incluye la dificultad con las operaciones básicas y sus secuencias (suma, resta, multiplicación y división).
  4. Destreza de atención. Se trata de dificultades en copiar figuras y observar los símbolos operacionales correctamente.

Descripción de la metodología en el aula.

El tratamiento debe efectuarse en las siguientes áreas:

Psicomotriz:

Hay que utilizar ejercicios perceptivo-motores que comprendan:

  • Actividades para el conocimiento del esquema corporal, presentando especial atención a la simetría , las coordenadas espaciales arriba-abajo, delante-detrás, derecha-izquierda en relación con el propio cuerpo, y el conocimiento de los dedos.
  • Actividades que aumenten la coordinación viso-motriz, y proporcionen un sentido del ritmo y del equilibrio.
  • Ejercicios de orientación espacial, ya fuera del esquema propioceptivo, y de organización temporal en conexión con el ritmo.

Cognitiva:

Ejercicios de simbolización, que suponen ir trasladando los aprendizajes desde un plano concreto hasta uno abstracto, donde se mueve el cálculo:

  • Sustitución paulatina de la manipulación directa por representaciones gráficas, y éstas por símbolos determinados (números, signos, etc.).
  • Aumento del vocabulario, sobretodo del relacionado con la matemática hay que hacer hincapié en las manifestaciones escritas, en el aprendizaje y utilización de signos matemáticos, en la disposición escrita de las operaciones, etc.
  • Hay también que trabajar la atención (en especial la atención sostenida) y la memoria (memoria de trabajo, memoria inmediata, etc.) como funciones básicas.

c) Pedagógica:

Se efectuarán ejercicios específicos de cálculo, centrándonos en las siguientes adquisiciones:

  • Noción de Cantidad, que engloba asociación, número-objeto, conservación de la materia, con cantidades continuas y discontinuas, y reversibilidad, como base para la realización de operaciones.
  • Cálculo concreto, escrito, mental: primero, contar, unir, separar, clasificar, etc., con objetos, luego con dibujos, escritura de números, sistemas de numeración, realización de operaciones con apoyos materiales. Iniciación al cálculo mental con cantidades pequeñas.


Actividades y recursos.

Propuestas didácticas

  1. Dichas actividades podrán ser implementadas siempre y cuando el docente conozca las características propias del alumno y el contexto sociocultural en el que esta inmerso.
  2. Serpientes: Se reparten las fichas del domino, un niño sale por la blanca doble. Los demás por turno han de continuar colocando fichas a uno y otro lado.
  3. Memoria de fichas: Enseñar brevemente una ficha y pedir al niño que la identifique por su forma. En la realización del ejercicio, interviene la memoria inmediata y el reconocimiento visual de números.
  4. Reconocimiento de números: Dar una ficha cualquiera y que el niño identifique los números de cada una de las mitades, así como el que completan entre las dos. Implica el reconocimiento mediante formas nemotécnicas (conjunto de trucos o estrategias lingüísticas para facilitar la memorización) de los primeros dígitos, activa el aprendizaje para iniciar al alumno y favorece su automatización por su fuerte influencia nemotécnica.
  5. Buscar fichas: Que su suma sea siempre superior a la que precede. El ejercicio implica la habilidad para contar y el reconocimiento nemotécnica del numero.

Recurso didáctico con determinadas imágenes.

Otro recurso didáctico es que los niños aprendan a asociar el número con determinadas imágenes. Por ejemplo:

  1. Con la nariz.
  2. Con los ojos.
  3. Con las hojas de un trébol.
  4. Con las patas de un animal.
  5. Con los dedos de una mano.
  6. Con una media docena de huevos.
  7. Con los siete enanitos.
  8. Con las ocho puntas de la rosa de los vientos.
  9. Con una banda de aves.
  10. A los diez dedos de la mano.

Situaciones problemáticas.

  1. En un lapicero hay un lápiz. Si introduzco otro más. ¿Cuántos lápices habrá?
  2. Luís y Julia están pintando un mural. Ana se une a ellos para ayudarlos. ¿Cuántos niños habrá ahora pintando el mural?

Actividades en base a la distribución de mesas

Proponer actividades en base a la distribución de mesas en las que se ubican los niños. Y del cual se pueden desarrollar variadas operaciones aritméticas.

  1. Contarse los niños de cada mesa.
  2. ¿Todos tienen el mismo numero de niños?
  3. Clasificar las mesas por el número de niños
  4. ¿Qué mesa es la que tiene mas alumnos? ¿Y la que tiene menos?
  5. -Unir dos mesas y averiguar cuantos niños la forman.
  6. Elegir dos mesas y averiguar cual de ella tiene más alumnos
  7. Averiguar los niños que han faltado, sumando las ausencias de todas las mesas.
  8. Situar a los alumnos de una mesa en el centro de la clase:
  • Contarse
  • Descomponer el grupo, tres niños y dos niñas, cuatro con pelo oscuro u uno con pelo rubio, tres con remera y dos con camiseta.
  • Descomponer el número en todas sus posibilidades sin atender a ninguna clasificación: 1+4, 2+3, 3 +4 +1

Uso del ábaco, piedras, palillos

Emplear el ábaco, piedras, palillos: Cuando las cifras superan la decena es preferible usar los palillos por su mejor manipulación y posibilidades didácticas.

  1. Hacer dos montoncitos de piedras. Decir cual de los dos tiene mas
  2. Hacer dos montones de palillos. Contarlos. Apuntar las cantidades. Juntarlos todos y volver a numerarlos. Escribir la cantidad resultante. Posteriormente realizar la operación matemática.
  3. Formar series ascendentes y descendentes que vayan aumentando de uno en uno, de dos en dos, etc.
  4. Descomponer un número cualquiera en todas las combinaciones posibles.
  5. Representarlo gráficamente o mediante una expresión artística.

Uso del ordenador como herramienta.

Dentro de la intervención en los trastornos de cálculo, la utilización de medios audiovisuales (ordenador, internet…) resultan, hoy en día, de gran utilidad y eficacia ya que suele ser un entorno más motivador para el niño. Puede trabajarse directamente el cálculo o efectuar ejercicios de atención sostenida, discriminación, viso-espaciales, etc. para trabajar las funciones básicas.

Desde la propia red recomendamos la zona click con numerosas actividades para todas las edades (a partir de 3 años) y necesidades. Se trata de un servicio gratuito del Departamento de Educación de la Generalitat de Cataluña.

Los programas de ordenador creados y comercializados en España con el nombre de “Pipo” contienen diferentes actividades y ejercicios prácticos para trabajar las letras, sílabas, palabras y también el cálculo entre otros. Se aconsejan especialmente para población infantil.

Material adicional

El conjunto de materiales y recursos para tratar la discalculia es muy diverso. En el siguiente enlace encontramos una serie de actividades clasificadas por áreas.

http://www.usaelcoco.com/

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: